Conversaciones con Pepita Grilla

el lugar apropiado para aquellos a los que les interese leer lo que tengo que contar

Mi foto
Nombre:

Prefiero no revelar mis datos personales. Por cierto, no soy Tauro, sino Aries

21 febrero 2006

you are the first...barry white

Powered by Castpost

30 octubre 2005

me traslado

Por problemas técnicos me traslado a mi nuevo blog
http://www.beresit.blogspot.com/

18 septiembre 2005

El verdadero anillo

Eureka!!! Voilá!!!
Image Hosted by ImageShack.us

Al final, el que busca encuentra... Aquí está la foto del verdadero anillo, que finalmente nadie ´lo había tirado a la basura, como yo me temía!

11 septiembre 2005

El anillo

Ayer me pasó una cosa muy extraña. Recuerdo que la semana pasada me vino a la memoria el recuerdo de un anillo que perteneció a mi abuela y cuya historia es un poco macabra. El anillo fue diseñado y confeccionado durante la guerra civil, estando unos parientes de mi abuelo recluidos en una prisión que fue un monasterio medieval y que actualmente se ha rehabilitado como biblioteca pública. Por desgracia, muchos de los edificios antiguos que todavía se conservan en la actualidad sobrevivieron a la destrucción caprichosa del ser humano gracias a que en todo momento se les supo dar una utilidad. El monasterio del que os hablo fue utilizado como prisión en el convulso periodo de los años 30.
Pero volvamos al anillo. Me contaba mi abuela, cuando todavía vivía, que en aquella cárcel había unos presos que, si se les entregaba un poco de dinero, eran capaces de crear con sus propias manos joyas de diseño original. Original, digo, porque el material empleado no era tan valioso como el oro, al que tan acostumbrados estamos hoy en día, sino algo tan simple y original como una ficha de dominó.

El anillo era de color negro y blanco marfil. Tenía grabadas las iniciales de mi abuela en plata, como si fuera un sello, y las de mi abuelo también, aunque en los laterales. El dibujo de las iniciales era extraño. Las letras tenían formas picudas, siniestras, casi diabólicas, lo cual le confería un aire esotérico que, añadido a las circunstancias en las que fue creado, hizo que mi abuela experimentara una gran aversión hacia él y lo mantuviera bien guardado, fuera del alcance de su vista.

Hace un año heredamos las pertenencias de mis abuelos. Y entre ellas estaba el sello que os acabo de describir. Mi madre nunca lo miró con simpatía, supongo que influenciada por la opinión que de él tenía mi abuela. Lo miraba como una especie de objeto maligno que podía acarrear desgracias y mala suerte. Pero a mi me fascinaba.

Pues ahora viene lo extraño. Y es que hace una semana pregunté por el anillo a mi madre, porque me apetecía ponérmelo. Cuando me dijo que lo había tirado por casi dejo de hablarle. No sé si creer que realmente ha hecho semejante tontería o si pensar que sus temores supersticiosos y el no saber dónde lo guarda exactamente la impulsaron a darme tal respuesta. Lo que sí que sé es que me quedé muy triste al saber que ese recuerdo del pasado, de setenta años de antigüedad habrá desaparecido para siempre... o tal vez no, porque ahora viene lo extraño.

Ayer, estando conversando con una compañera de trabajo, me fijé que en sus manos llevaba un anillo muy extraño. Le pregunté si era muy antiguo, y su respuesta fue afirmativa. Le conté entonces la historia del anillo de mi abuela y vi que se quedaba bastante asombrada, pues el que ella llevaba lo había fabricado su propio abuelo también en la época de la guerra civil y en una cárcel. Le pedí que me lo dejara ver, y efectivamente, si bien no eran idénticos (me atrevería a decir que el de mi abuela era más tenebroso) el diseño era muy parecido, especialmente las iniciales grabadas en plata. Las mismas formas picudas entrelazadas, el mismo color negro... Cómo es el destino...quién le iba a decir a aquel joven que fabricaba anillos en la cárcel que algún día saldría de allí para tener una guapa nieta que conocería en el trabajo a una compañera cuya abuela tuvo un anillo hecho por él...asombrosas las vueltas que da la vida...

30 agosto 2005

Casting de esposas

.

Estoy indignada ante la jeta de algunos individuos. Poco antes de comer, estaba viendo los informativos de tele 5 cuando he escuchado una de esas noticias que te hacen pellizcarte para comprobar que no estas soñando.
No, no soñaba...qué va... Ante la pantalla veía de lo que es capaz el ser humano, que nunca deja de sorprenderme. Un reyezuelo de poca monta, líder político de un país africano llamado Suazilandia ha decidido montar un casting de 50.000 mujeres vírgenes entre las que elegirá a su decimotercera esposa. Pero es que "el perla", hace unos años prohibió mantener relaciones sexuales a las jovencitas (no a los jovencitos) de entre 16 y 24 años como medida preventiva para evitar el contagio del sida. Esta ley, que él mismo transgredió al acostarse con una menor de edad, ha sido abolida por él mismo porque al buen señor le ha dado la gana. Como multa por violar su propia ley tuvo que pagar una vaca.
pues nada, lo más "gracioso" de todo esto es que las mujeres que se han presentado al casting iban tan contentas, luciendo sus encantos para agradar al gran cerdo. Seguro que muchas se decepcionan si no son elegidas...ay que ver. Supongo que será porque la agraciada recibirá un palacio y un coche de lujo como premio.
Lo que sigo sin entender es por qué países como estos reciben ayuda económica internacional. Sabed, queridos contribuyentes que con vuestros impuestos le estáis pagando el palacete y la gasolina a la futura reina. Mientras, un tercio de la población de Suazilandia padece el sida.

20 agosto 2005

Habemus ilustrador

Bueno, este post es simplemente para comunicar a los apreciados lectores de mi blog que a partir de ahora cuento con la inestimable colaboración de mi amigo Escurçó Negre, gran dibujante y amante del cómic. Muchos de las ilustraciones que veréis de ahora en adelante son obra de este artista. (Tranquilo, Escurçó, no te asustes, que no te haré trabajar excesivamente, jeje).
Como muestra de este acuerdo al que hemos llegado Escurçó y yo, aquí os dejo el dibujo inaugural. Se titula Gòtikah, fue diseñado como parte de un conjunto; es un personaje de un mundo imaginario y futurista, bastante complejo como para relatarlo ahora. Gòtikah tiene vida propia y el diseño del dibujo viene acompañado por el diseño de su personalidad, ya que es un personaje que forma parte de toda una historia.
Espero vuestros comentarios
Ciao!


Image Hosted by ImageShack.us

18 agosto 2005

Cara a cara con el psicópata

Hace cosa de un año me regalaron un libro titulado “Cara a cara con el psicópata”, cuyo autor es el profesor Vicente Garrido Genovés. Este psicólogo y criminólogo nos cuenta de forma amena e interesante qué es un psicópata y qué tenemos que hacer en caso de tropezarnos con uno de ellos en nuestras vidas, hecho que puede llegar a ser catastrófico si no actuamos a tiempo. El psicópata es como un cáncer y hay que amputarlo sin titubear, aunque a veces tenemos que tragárnoslos con patatas, no hay más remedio.

Vale, confieso que dentro de mi cabeza bullen ideas extrañas y que sospecho que cierta individua que tengo la mala suerte de ver con más frecuencia de la que me gustaría es una auténtica psicópata.
Como siempre, escribir es una buena terapia, y ya que por razones obvias no le puedo gritar a esa persona que a mi no me engaña, que sé que es una psicópata y de las buenas, pues nada, me conformaré con escribir aquí unas cuantas líneas a modo de reseña del libro.

Ante la palabra psicópata lo primero que nos viene a la mente es la imagen de un asesino en serie del estilo de Jack el destripador, el estrangulador de Boston, Charles Manson o el ficticio Hannibal Lecter. Pues sí, todos estos son conocidos psicópatas que llegaron a cometer los actos más extremos y escalofriantes que podamos imaginar. Pero no seamos ingenuos. Existe otro tipo de psicópata más “light”. Es un psicópata de andar por casa, más comedido en sus actos y más listo (pues no quiere ir a la cárcel) y en definitiva, más cotidiano y desapercibido. Puede ser desde el empresario que explota a sus trabajadores hasta el padre de familia que golpea a su mujer y a sus hijos mientras todos piensan que es un hombre ejemplar. La niñera, el cartero, el sacerdote de la parroquia, un jefe de estado. Cualquiera de ellos puede ser un lobo disfrazado de cordero. Puede que no lleguen a derramar sangre, pero sembrarán el caos y el dolor allá donde vayan. Es de este tipo de psicópatas de quienes intenta prevenirnos Vicente Garrido.

¿Cómo distinguir al psicópata? ¿Cómo actúa?
Si querémos defendernos de este tipo de personas, primero tenemos que conocer su “modus operandi”
Cuando el psicópata entra en nuestras vidas, se muestra como la persona más encantadora del mundo. Se trata de la fase de “seducción de la víctima”. Pero tarde o temprano sale a relucir su auténtica personalidad. Esto supone un shock para quien lo sufre, pues intenta buscar una justificación al cambio de actitud. No la hay. Simplemente el psicópata fingía ser encantador y ahora es cuando muestra su “verdadero yo”.
El psicópata es frío e insensible. La palabra "empatía" no figura en su diccionario. No le conmoverá tu dolor ni sentirá compasión por las desgracias ajenas. No es capaz de entender las emociones básicas de los seres humanos, aunque es un experto en fingirlas, hasta el extremo de poder superar la prueba del polígrafo con éxito. Sólo experimenta muy fugazmente las emociones. Especialmente la ira, la rabia y la satisfacción. Esta última la consigue principalmente con la humillación de la víctima. Porque es humillando cuando se siente superior y su ego crece todavía más, si cabe.
El psicópata es egocéntrico en grado sumo. Cree que las demás personas no le llegan al talón y tiende a trasladar sus defectos a los demás, creyéndose perfecto. Son los demás "los malos". Él no admite su culpa, a no ser que sea para lograr sus planes inmediatos.
No manifiesta remordimientos cuando hace daño y su felicidad es el sometimiento de los demás, a quienes desearía tener bajo su control.
Su mirada es fría, inquietante, nos hace temer lo peor, ya que sabemos que por más que apelemos a su piedad no la obtendremos jamás. Sus ojos no reflejan bondad, sino ausencia de sentimientos.
El psicópata en el mundo laboral es causa de despidos y crea un mal ambiente de trabajo cuya finalidad consiste en desprestigiar a sus compañeros para así poder lograr el favor de sus superiores o incluso un ascenso.
¿A que ahora la palabra psicópata cobra otro significado? Seguramente quien haya leído hasta aquí ya estará identificando entre sus conocidos a unos cuantos de esta especie. Seguimos.
Sentimentalmente, convivir con una persona de estas características puede ser muy dañino para quien se convierte en víctima, ya que espera una transformación que nunca se producirá.
También en el mundo del arte, de la cultura y de la política existen famosos psicópatas. Vicente Garrido nombra a algunos en su libro, como por ejemplo, Picasso, Andy Warhol o Saddam Hussein. Se me ocurren muchos más, pero como no soy psicóloga no me atrevo a pronunciarlos.

Por último ¿qué podemos hacer para defendernos del psicópata?
El autor nos da unas recomendaciones que pueden resumirse en varios puntos. Copio literalmente.


  • Nunca debes asumir que lo que muestra el psicópata es realmente lo que siente.
  • muchos psicópatas tienen problemas incluso para entender bien su mundo emocional; tienen cambios drásticos de humor, son antojadizos e imprevisibles. No busques en ti la causa de esos cambios. Una de sus tretas favoritas es descolocarte diciendo que siempre metes la pata, eres subnormal, etc, porque de ese modo alivian su irritación y obtienen el deleite del desprecio. Reconoce y evita esa manipulación.
  • por otra parte, el psicópata sí es capaz de sentir cambios de humor, de su estado de ánimo, unas veces sintiéndose más alegre o triste, pesimista u optimista, colérico o tranquilo…en conjunción con sus expectativas y resultados de éxito o de fracaso. En la medida que puedas controlar su estado de ánimo, podrás influir en su comportamiento.
  • Si no has ido muy lejos en la relación con él, ya sea en el ámbito de los afectos o del trabajo, una buena manera de proceder que dificultará mucho que te elija como víctima o que logre seducirte del todo es expresar siempre, de modo claro y contundente, tus ideas acerca de las cosas que os relacionen. Cada vez que des muestra de tener integridad personal es una pequeña batalla que ganas en la prevención del ataque de un psicópata que quiere manipularte. Es posible que dentro de una empresa un proceder así te ponga en su “lista negra” y seas uno de los primeros en ser atacados cuando consiga mayor poder. Si esto ocurre, es mejor estar en este bando, que no en el bando de los seducidos, luego explotados y finalmente burlados. No vendas tu conciencia; luego siempre te saldrá muy cara esa operación.
  • No te fíes de las palabras amables o de los gestos de confianza; si vas ganando tu independencia poco a poco, o estás peleando por no perderla, nunca creas que parece que ha comprendido. Guarda tus espaldas.
  • Aprende a detectar el ciclo de la manipulación y no sucumbas en la desesperación. El ciclo consiste en que se produce un ataque (físico o emocional, luego te da una explicación en la que tú eres quien lo provocó, y luego te anima a que no lo vuelvas a provocar, esto último seguido de diferentes posibilidades como disculparse “por haberse pasado”, volver a explicar lo fabuloso que eres y que todo será fantástico y otras variaciones. El resultado de la manipulación es que la víctima siente ansiedad o miedo por perder su amor, por recibir nuevas palizas, porque dañe a sus hijos, etc. Ese miedo y ansiedad refuerza el poder del psicópata y le produce a satisfacción del deleite del desprecio.
  • Nunca olvides tu intuición. Escucha a tu cuerpo: busca ayuda si crees que estás en peligro y no presentes batalla en una situación en la que él, si pierde el control, te tenga a su merced.
  • No consideres que el comprender algo sea sinónimo de entender con plenitud su significado. Que él diga que “ve” lo que le dices no significa que lo vaya a poner en práctica.
  • Que haya iniciado un proceso que supone cambiar ciertas conductas no significa en modo alguno que vaya a seguir en ese intento. Puede que sólo quiera ganar tiempo
  • Acumula pruebas que puedas necesitar en caso de conflicto laboral, civil o penal. Hazte aconsejar por un experto.

    Bien, pues espero que si algún día conocéis en una discoteca, en un parque, en una biblioteca o en la parada del autobús a un psicópata sepáis mantenerlo a raya y recordéis las sabias palabras del experto. El psicópata no es más fuerte que tú (emocionalmente hablando, claro) así que puedes vencerlo.
    Y por último, aunque me he referido en el 90% de los casos al psicópata en masculino, la verdad es que las dos personas en las que estaba pensando mientras escribía estas líneas son mujeres. Así que, cuidado también con ellas. Para saber más del autor:

www.vicentegarrido.net


Image Hosted by ImageShack.us
By Escurçó.